METODO MONCAYO

PROFESIONALES A SU SERVICIO

 

Método Moncayo


Hallazgo en Fotónica de Electrones. (una presentación se cargará en unos segundos)

pulsa en el "play" > para inicar presentación

 

galileo_y_la_iglesia.jpgUn breve repaso por la historia de la Ciencia Oficial occidental, nos ayudará a crear un marco de referencia en el que situar los nuevos descubrimientos del Doctor Moncayo.

El valiente Copérnico afirmó que el sol era el centro y no la  Tierra. Galileo apoyó a Copérnico y desarrollo el método empírico. En el siglo XVII Descartes separó la Materia del Espíritu. Después vino  Newton afirmando que todo lo que no se podía medir era fantasía para la Ciencia.


Las leyes mecánicas separaron al ser humano de la Energía Viviente que nos sostiene.


En el XX  llegaron Planck, Einstein, Bohr, Heisenberg, Schörindger, Dirac, Bhom, Lazslo. Sus postulados han abierto una puerta en la que, a  lo que aún es desconocido, no se le niega la posible existencia. 


De la evidencia acumulada del estudio de diversos fenómenos a la escala atómica surgió el convencimiento de que la física de Newton no era aplicable a los electrones y a las demás partículas pequeñas. 


A partir de ello se plasmó una nueva visión del mundo físico: la mecánica cuántica-ondulatoria. Esta rama de la física moderna señala que es imposible describir el movimiento de los electrones según trayectorias y que solo podemos determinar la probabilidad de encontrar un electrón cualquiera en un lugar del espacio. 


Este es uno de los principios más sorprendentes de la nueva mecánica y fue enunciado por el físico Werner Heisenberg, en su famoso “Principio de Indeterminación” o también denominado “Principio de Incertidumbre de Heisenberg” (1927).
El físico austríaco Erwin Schrödinger (1926) desarrolló una teoría del átomo de hidrógeno basándose en las ideas del físico francés Louis de Broglie, quien postulaba que a las partículas en movimiento se les puede asociar una onda. 


Schrödinger quién conocía los trabajos de L. de Broglie, se preguntó: ¿por qué no sería posible describir al electrón mediante una ecuación similar a la utilizada en la física, por ejemplo, en la descripción de las ondas de una cuerda vibrante o de las ondas de sonido? 


Schrödinger se empeñó arduamente en resolver el problema y obtuvo resultados que en parte coincidían con los obtenidos por Bohr, pero además pudo acceder, mediante cálculo, a valores de resultados experimentales que la teoría de Bohr no había podido explicar: había nacido la mecánica ondulatoria. En forma casi simultánea, tres físicos, Werner Heisenberg, Max Born y Pascual Jordan, llegaban a los mismos resultados que Schrödinger aplicando al problema del átomo de H otras herramientas matemáticas (mecánica matricial).

En la teoría de Schrödinger se desarrolla el concepto moderno de “orbital”, que se deriva del concepto de órbita, y que podría ser definido como una región del espacio donde es probable encontrar un electrón. Las configuraciones electrónicas especifican cómo se distribuyen los electrones del átomo en sus niveles y subniveles de energía, y ellas nos informan acerca de las propiedades químicas de los elementos: la dificultad con que captan o ceden electrones, o sea, el tipo de iones que forman, cuán fácil o difícil es ionizar un determinado átomo, etc. 


Cuando la materia se contempla  en profundidad, desaparece ante nuestros ojos y su comportamiento pasa a depender del observador.  
El mundo físico no es material en esencia, es más sutil que la energía misma, es un campo que parece información. Podría describirse como información vibrando en estados potenciales.


En este ámbito, y tras treinta años de investigación en el origen del dolor, el doctor Moncayo y su equipo llegan a la conclusión  que los síntomas pueden responder a modificaciones del comportamiento de la energía, o dicho de otro modo, ser respuestas a estados alterados de la información que es producida por el orden primigenio y coherente de la vida y que es medible en el ámbito atómico y sub-atómico y en la modificación del índice de absorbencia del colágeno.



Estudiando el índice de absorción de luz del colágeno en las mujeres embarazadas por espectrofotometría, el doctor Moncayo descubre, entre otras muchas cuestiones de alto interés, que su índice de absorción podría ser un patrón de eficiencia óptima y lo compara con el índice de absorción de personas con determinados síntomas. Al hacerlo descubre que cada sintomatología,  por ejemplo la de la artritis reumatoide,  repite la misma alteración en la absortividad del plasma sanguíneo, es decir que cada patología estudiada tiene una huella espectral propia.


El tratamiento coadyuvante propuesto por el doctor Moncayo empieza con el análisis sistemático de estas alteraciones describiendo una “frecuencia inversa” con la que el paciente puede ser tratado. 


Con esta información específica  genera e induce,  un paquete de frecuencias  que suministra al paciente, mediante aplicaciones tópicas y con la ingesta de un complemento alimenticio para el que utiliza la memoria del agua.

El resultado es que La Inteligencia que gestiona nuestro sistema inmunológico, percibe que la alteración de la energía que dio lugar a la sintomatología, ha restablecido el comportamiento coherente en  su patrón electrónico, por lo que anula la orden de malestar instantáneamente.

 

Mediciones de Acqua de Luz en una cámara GDV. Por Fernando Sanchéz.

Para más información del trabajo de Fernando Sanchéz pulsa >> aquí

 

2. LA IMPORTANCIA DEL ENTENDIMIENTO DE LA LUZ EN EL MÉTODO MONCAYO

 

2

Al igual que las plantas nuestro organismo interactua con la luz ambiente. De hecho nuestra sangre tiene la misma estructura de simetría química que la clorofila (cambiando el hierro por magnesio) La clorofila es utilizada por las plantas para transformar la luz en nutrientes para su provecho.

 

1

La estructura química de la hemoglobina y de la clorofila coinciden.

En las plantas el cloroplasto toma 6 moleculas de CO2 y 6 moléculas de H2O resultando 3

La clorofila utiliza luz de 400 nanometros, con un potencial de 3.1 electron-voltio (Ev) El ser humano utiliza la glucosa en forma inversa, mediante la fosforización oxidativa, es decir convierte 1 en 3que es la energia liberada en el ser humano.

Cuando un ser humano tiene 400 nanometros de longitud de onda en absorción de luz en sus células esta enfermo grave, ya que la frecuencia de salud para una planta no es la misma que para un humano.

El ser humano esta sano alrededor de 600 nanometros de absorción de luz en las células.

La universidad de Bristol considera a la fotosíntesis un proceso de mecánica cuántica, es decir la planta aprobecha la cualidad cuántica de onda/particula de la luz para convertir los fotones en energia. + info >> aquí / en PDF >> aquí

2

 

Imagen de la clorofila, que procesa la tranformación de luz en energia química dentro de la planta, en nuestro cuerpo este proceso esta regulado por la vitamina D (anteriormente coresterol que con la luz solar se transforma en vitamina D) aprovechada por la sangre y huesos, ( la regulación de los niveles de calcio y fósforo en la sangre). Una falta de vitamina D produce deformación osea o raquitismo, asi que la información de la luz como nutriente para el organismo tiene su importancia biológica. Esta importancia biológica destaca su cualidad en la capacidad que aporta la luz para reprogramar la memoría original del funcionamiento correcto de las células. La médicina contemporánea cada vez más entiende que la enfermedad es una pérdida de información o introducción de una memoría parásita por parte de un virus que destruye la información original de la célula, de esta manera el virus desestabiliza el sistema haciendo que el pierda coherencia funcional.

 

3

Nuestra sangre guarda mucha relación con las frecuencias de la luz, de hecho Universidades como la de Washington realizan el análisis espectométrico sanguíneo para identificar con más precisión las enfermedades del paciente. (más información acerca del procedimiento de la universidad de Washington haz un clic >> aquí / en PDF >> aquí)

 

3

Abajo se muestra un patrón de frecuencias lumínicas que identifican la patología del o de la paciente.

3

El método Moncayo es capaz de reconfigurar la estructura del electrón en el átomo de hidrogeno.

El Dr. Moncayo pudo observar que el análisis espectométrico de la sangre en embarazadas. En ese proceso el Dr. Moncayo identificó el patrón por el que las embarazadas tienen un sistema de resistencia a las enfermedades autoinmunes como la artritis, observando casos de embarazadas que habian desarrollado la enfermedad se les reducia hasta en un 80% los sintomas de la misma cuando comenzaba el proceso del embarazo.

Más información >>

 

 

INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN MONCAYO

ECATEPEC - MÉXICO

MADRID - ESPAÑA

ESTOCOLMO - SUECIA

Teléfono Coordinación: 609316277

 coordinacion.moncayo@gmail.com